Educación
Plataforma abc

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Celebramos la obra de cinco científicas bonaerenses que con su trabajo promueven el acceso y la participación plena de la mujer en este campo de estudio.
11 Febrero, 2018

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que el 11 de febrero sea el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, con el objetivo de lograr su acceso y su participación plena y equitativa en la ciencia. También, para lograr igualdad de género y empoderamiento de las mujeres y las niñas.

Se trata de un reconocimiento al papel clave que el género femenino desempeña en la comunidad científica y la tecnología. Además, tiene como propósito apoyar a las mujeres científicas y promover su acceso y el de las niñas a la educación, la capacitación y la investigación en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, así como su intervención en esas actividades, a todos los niveles.

 

Orgullo de nuestra ciencia, orgullo de nuestra provincia

Muchas mujeres han dejado su huella a lo largo de la historia en una amplia variedad de profesiones, alimentando la producción de conocimiento, generando respuestas y soluciones, investigando, en definitiva, haciendo ciencia. Te dejamos a continuación un breve reconocimiento a cinco de estas mujeres nacidas en nuestra provincia.

María Teres Dova nació en la localidad de Alberti, es física y formó parte del cuerpo de investigadores de todo el mundo que participaron en la creación del Gran Colisionador de Hadrones, conocido como la “máquina de Dios”.

Cecilia Bouzat, desde Bahía Blanca ha dedicado su trabajo al campo de la bioquímica en donde realizó estudios sobre el comportamiento entre células neuronales, posibles de aplicar en tratamientos neurológicos y neuromusculares.

Zulma Brandoni de Gasparini, desde la ciudad de La Plata ha dedicado su vida a la paleontología, estudiando los reptiles del Mesozoico y Cenozoico de  Argentina y otros lugares de América del Sur.

Esther Díaz, oriunda de Ituzaingó, es epistemóloga y se le atribuye el haber realizado una importante contribución en lo que respecta a la introducción de la filosofía de Michel Foucault en el ambiente académico argentino.

Noemí Zaritzky, de La Plata, es ingeniera química desarrolló técnicas que utilizan coagulantes naturales para tratar efluentes con el objetivo de reducir la contaminación causada por la industria alimentaria.